domingo, 19 de abril de 2020

Justicia restaurativa en tiempos de pandemia

LA SITUACIÓN ACTUAL
Vivimos una situación inédita en la que hemos visto cambiar nuestro mundo de la noche a la mañana, ahora nos hemos dado cuenta que son las pequeñas cosas las que nos hacen felices: tomar cañas con los amigos, salir a respirar aire puro, pasear, un abrazo...espero que cuando todo pase, finalmente hayamos aprendido una gran lección.
Mientras lo que peor voy llevando es que tenemos el programa de justicia restaurativa-reconexión en el centro penitenciario de Burgos parado, o al menos lo teníamos parado, entiendo que es normal y hay que proteger a los internos, ojalá podamos reanudar las actividades normales aunque sea con mascarilla justo el día 24 de abril haremos un año del comienzo del programa, y una pena que hayamos tenido este parón. Antes de la cuarentena un interno ya había elaborado su plan de reparación del daño (uno de los objetivos del programa) y tuvimos una primera reunión víctima -infractor dentro de la prisión muy éxitosa (la primera que se hace desde la via Nanclares) una pena que no pudiéramos hablar más de eso porque justo después de la reunión llegó la cuarentena. Además tenemos a otros dos internos que ya tienen su plan de reparación del daño muy elaborado y se estaba gestionando la posibilidad de que se reunieran con su víctima esperamos que después de todo esto, podamos retomar  donde lo dejamos.

SOBRE EL PROGRAMA RECONEXIÓN
Y mientras qué estamos haciendo, pues como otro objetivo es la reconexión hemos estado hablando con sus apoyos fuera, con la gente que tienen esperando cuando salgan, esencial para lograr esta reconexión y sobre todo porque ayuda a conocerlos un poco más. Además hemos instaurado un método antiguo de diálogo y lo hemos dado un enfoque restaurativo; ¿de qué estoy hablando? de las cartas normales y corrientes, escritas de puño y letra de los internos y de las facilitadoras.

Todo empezó cuando la madre de un interno me dijo que le gustaría escribirnos y entonces les dimos nuestra dirección así nos llegó una primera carta de un interno y una segunda con cartas de varios de los internos en total cuatro de 10. Nosotras contestamos a sus cartas y a la vez les pedíamos alguna tarea de respuesta a nuestra carta, y es curioso como está funcionando, nos envian reflexiones sobre lo que harían fuera, sobre cómo les gustaría ayudar a las personas ...y en general, sobre temas variados pero siempre pensando en ayudar, en reparar, en compensar....Nos relataron que ahora nosotros igual nos sentimos como ellos pero en todo caso nosotras les respondimos que estamos aislados pero no como ellos, se generó también cierta empatía.

 Les hemos pedido que sigan pensando en su plan de reparación del daño etc....es decir hemos cambiado los círculos por las cartas, ¿es herramienta restaurativa? Pues no realmente pero si tiene un enfoque restaurativo,nos hemos adaptado a las cIrcunstancias pero seguimos teniendo en cuenta los principios de Zehr, nos estamos centrando en sus necesidades, en su asunción de responsabilidad, su voluntad de reparación del daño....es decir seguimos en el enfoque restaurativo individual.

 Por eso, siempre he dicho que hay que conocer las diferentes herramientas de la justicia restaurativa, saber su funcionamiento para poder aplicarlas en la práctica, pero también si conocemos la teoría esencial de justicia restaurativa podemos adaptarnos al caso concreto, o a las circunstancias excepcionales como son las que estamos pasando. El límite está en la imaginación y lo que nos dejen quienes confían en estos programas. 

3 comentarios:

  1. Hola profe me pareció super interesante las maneras como se trabaja la justicia restaurativa, no todo tiene que ser desde una perspectiva jurídica mas bien desde la parte humana, poder ver cuales son las necesidad de las personas que se encuentran privadas de la libertad, así como también de las victimas, el poder escuchar y ponernos en el lugar de las personas nos hace darnos cuenta de ciertas realidades, poder con cualquier acción por mínima que sea contribuir para que se pueda dar una restauración y una adecuada rehabilitación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco muchas gracias sii tenemos un programa en el centro penitenciario de Burgos, muchos son jóvenes adultos y la idea es trabajar de forma individual y si en algún momento es posible hacer una reunión conjunta ya se dió una y estabamos en proceso de gestionar dos más que debido a las circunstancias se ha paralizado igual que el programa...aunque estamos haciendo lo que podemos a la espera de que nos vuelvan a dejar entrar. Gracias por tus aportes, un gusto saludarte también por este medio.....

      Eliminar
  2. Por cierto soy Francisco ALbuja.

    ResponderEliminar