viernes, 4 de octubre de 2019

Hacer lo correcto para la justicia restaurativa

INTRODUCCIÓN
La idea central de la justicia restaurativa es la idea de hacer las cosas bien o, hacer lo correcto. Esto implica una responsabilidad por parte del infractor , para en lo posible reconocer el daño, tomar medidas para repararlo a la víctima y tal vez a la comunidad afectada. En casos como el asesinato, el daño, obviamente,no puede ser reparado; sin embargo, los pasos simbólicos, incluyendo el reconocimiento de la responsabilidad puede ser útil para las víctimas y es responsabilidad de los infractores.("Pequeño libro de la Justicia Restaurativa-Howard Zehr). Hacer las cosas bien, hacer lo correcto, implica la reparación o restauración o recuperación, pero quizá estas palabras se quedan cortas.. En delitos graves, no es una cuestión de la reparación del daño o volver a lo que era antes. Se trata más bien de encajar las piezas de un puzzle que tras el delito han dejado de estar bien. Se trata de un viaje hacia la curación, aunque a muchas víctimas no les gusta este término de "curación" por el sentido de terminación que connota. 

HACER LO CORRECTO
Este viaje es de las víctimas y nadie más lo puede hacer por ellos. La obligación de hacer lo correcto es en primer lugar del infractor pero la comunidad, puede tener responsabilidades no solo para la víctima, sino también tal vez para el infractor. Los infractores para llevar a cabo con éxito sus obligaciones, pueden necesitar apoyo y estímulo de la comunidad en general. Por otra parte, la comunidad tiene responsabilidades para evitar o mitigar las situaciones que alenten o fomenten el delito. 

Hacer las cosas bien requiere que abordemos los daños pero también la causa del delito. Muchas víctimas necesitan saber que se están tomando las medidas para reducir la posibilidad de que otras personas sufran, lo que ellas han sufrido. Por eso, también se debería abordar qué necesidades tienen los infractor para cambiar su comportamiento y reducir así las posibilidades de que vuelvan a delinquir.Los infractores por tanto, tienen la obligación de abordar las causas de su comportamiento, pero a menudo no pueden hacer esto solo.. Así que otros pueden tener responsabilidades, así: las familias, la comunidad en general, a la sociedad en su conjunto. A todos como miembros de la comunidad, nos interesa tener a los demás miembros de vuelta en la sociedad como personas productivas y no aislados de por vida por el delito que cometieron. Se debe dar una oportunidad para que el infractor decida voluntariamente "hacer lo correcto" y si aprovecha esta opción, será una futuro mejor, en el que se le va a poder mirar por lo bueno que haga desde ese momento en adelante.

Hacer lo correcto implica abordar los daños y las causas de estos

1 comentario:

  1. Cuando alguien dice que existen delitos irreparables,está confundiendo reparación con reversibilidad. Hay daños irreversibles, pero lo que se repara no es siempre el daño, sino la ofensa que recibió la víctima. Hoy se cree que esa ofensa se repara con el encarcelamiento del ofensor. Pero eso es ficticio y, en realidad, algo abominable, porque es pura venganza. Si, en cambio, el ofensor trabajara para reparar, directa o indirectamente, a su víctima,todo tendría un sentido profundo y reparador. Por eso, es importante que se vayan sustituyendo cada vez más penas de encierro por alternativas de trabajo útil, serio y bien controlado. Y que se vayan aplicando a casos de delitos cada vez más grave.

    ResponderEliminar