domingo, 31 de diciembre de 2017

Mis deseos para el 2018

Quiero aprovechar,  para desearos un Feliz Año Nuevo, el 2017 fue para mí, el inicio de la #revolucionrestaurativa /#restorativerevolution  y este 2018 continuará la revolución restaurativa. ¿Por qué? Pues porque queda mucho por hacer, estos días estoy haciendo la lista de mis deseos restaurativos para este 2018 y os quiero compartir algunos de ellos:

1- Desearía que se dejara de confundir mediación con justicia restaurativa, y que se deje de meter en el mismo saco,  por ciertos operadores jurídicos, políticos, profesores y un largo etc,  la mediación intrajudicial (un nombre que me parece horroroso, por cierto) y la justicia restaurativa. Pero esto, es un deseo muy complicado, mientras se sigan haciendo jornadas de justicia restaurativa y se hable solo de mediación, mientras vayan a la comisión de justicia del Congreso de los Diputados, personas que se suponen que saben qué es justicia restaurativa y no sepan como definir esta justicia y lo llamen mediación, mientras se den cursos a operadores jurídicos de justicia restaurativa y resulten que solo son de mediación....y en general, mientras se crea que mediación es igual a justicia restaurativa y que solo sirve para delitos leves. 

2- Desearía políticos más comprometidos con la Justicia Restaurativa, al menos en España. Es muy bonito que vayan a inaugurar cursos, reciban a asociaciones de justicia restaurativa como la nuestra y nos den buenas palabras, pero es hora de que se traduzcan en hechos, leyes con presupuesto en justicia restaurativa, que sean buenas y no confundan conceptos, que permitan a cualquier víctima acceder a servicios de justicia restaurativa con independencia del delito sufrido....y sobre todo, una vez más, necesitamos políticos que dejen de pensar que la mediación y la justicia restaurativa son conceptos idénticos y que se utilizan para lo mismo. Y que si quieren pasar a la historia por ser partidarios de la justicia restaurativa, lo hagan con hechos y no con palabras, porque desgraciadamente, las palabras se las lleva el viento.

3-Desearía que se escuche para futuras leyes y para más eventos, a los que nos dedicamos realmente a la Justicia Restaurativa, sé que siempre queda bien llevar a hablar de estos temas a teóricos, investigadores, jueces, fiscales, políticos etc...pero el problema es que la mayoría de estas personas, no han estado nunca en contacto con la realidad práctica, y no saben qué es ser facilitador de procesos restaurativos. Por eso, acabaran hablando de justicia restaurativa, desde su experiencia profesional no como verdaderos facilitadores, así jamás se podrá tener una visión real de lo que es la Justicia Restaurativa. 

4-Desearía por último, que se entienda la Justicia Restaurativa como algo independiente a otras profesiones, estamos hablando de una institución que por si misma, tiene entidad suficiente para tener sus propios principios, valores, definiciones y postulados, complementarios, al mundo del derecho, psicología, filosofía etc pero independiente a otras disciplinas.

Simplemente mi deseo es que por fin, se tome en serio a la Justicia Restaurativa y se deje de mal usar sus beneficios y mal interpretar sus posibilidades y alcances. Y que se deje de usar la palabra Justicia Restaurativa porque está de "moda"

2 comentarios:

  1. Excelente, gracias y lo mejor para consolidar la cultura de paz ya cuerdo.

    ResponderEliminar