jueves, 20 de mayo de 2021

Premisas para gestionar el delito con enfoque restaurativo


 TRES COSAS IMPORTANTES SEGUN CLAASEN PARA RESOLVER EL DELITO :

Ron Claasen,  dice que para resolver un delito de forma restaurativa, tiene que suceder tres cosas:

1)La injusticia  o el daño debe reconocerse, yo añadiría incluso ambas cosas deben reconocerse, porque que las víctimas sufran el daño, es una injusticia que también debe ser reconocida. Estoy hablando de víctimas, como por ejemplo las de terrorismo, o las de siniestros viales,  tristemente y en muchas ocasiones, se ve su condición de víctima como un daño colateral y no como lo que realmente son, personas que han sufrido el impacto del delito. Pero es que además ¿Quién debe reconocer este daño? Primero es el infractor, el que de asumir, y reconocer que el daño que ha provocado a la víctima y a la comunidad, no simplemente pasó, sino que él o ella provocaron que pasara. Pero además el estado, debe también respetar a la víctima y reconocer que el delito sucedió y que no tuvo la culpa de sufrirlo e igualmente la comunidad debe mostrar su respeto a la víctima, reconociendo la injusticia de lo sucedido.

2) La "equidad" necesita ser restaurada. Con respecto a lo que dice Ron Claasen , añadiría que la víctima necesita, en este punto no solo equidad, sino sentir que sus necesidades han sido abordadas por el infractor. La principal será la de sentirse reparada, pero no podemos olvidar que la reparación para la víctima, puede no significar lo mismo para los demás que no hemos sido víctimas, es decir, no siempre querrá dinero, disculpas...generalmente querrá sentir que hay menos probabilidades de que ella u otra persona vuelva a sufrir el delito, por eso, para muchas víctimas, la reparación tiene que ver, con el punto número tres que aborda Ron, necesitan sentir que el infractor no volverá a delinquir, necesitan recuperar el sentimiento de seguridad y en cierta manera y en consonancia con la equidad, necesitan recuperar el control de su vida. 

Este punto es esencial, porque en ocasiones, pensamos en la reparación como algo material, otras veces lo llevamos al extremo y pensamos que tiene que ver con el plano moral, que deben pedir perdón pero cada víctima necesitará algo diferente para muchas puede implicar que el infractor colabore en esclarecer otros delitos, para otras con el compromiso de que no volverá a delinquir es suficiente, otras necesitaran un acto o prestación del infractor hacia la propia víctima o hacia la comunidad....es decir el abanico para restaurar la equidad y reparar a la víctima es muy variado

3)las  intenciones futuras deben abordarse. Este punto que aborda Ron Claasen me parece muy interesante, por cuanto creo que tiene mucho que ver con la reparación del daño y cómo atender las necesidades de las víctimas. Es importante para las personas que sufren el delito, sentir que el infractor no quiere volver a delinquir. Pero también es relevante para el infractor saber que si decide cambiar, la comunidad va a estar ahí para ayudarlo abordando también las causas que lo llevaron a delinquir. En un mundo imperfecto, abordar las intenciones futuras, tras el delito por todos los afectados supone pacificarlo, y fortalecer las relaciones de todos los miembros.

1 comentario:

  1. Creo que es un poco aventurado generalizar la idea de que las víctimas quieren, ante todo, asegurarse de que el ofensor no volverá a delinquir.
    Suena más a pretexto para ejercer algún tipo de acción sobre el ofensor, sea vengativa o no, que, de alguna manera, las reivindique.
    Porque, eso sí, creo que se podría generalizar que las víctimas necesitan, ante todo, sentirse reivindicadas y a ello debería apuntar cualquier intento de repararlas.
    Hoy se intenta reivindicarlas mediante el sometimiento del infractor a una pena, que es generalmente de prisión.
    A falta de otras medidas, las víctimas suelen aferrarse a esa acción que les ofrece la Justicia, como única forma de ser reivindicadas, pero, en realidad, no es verdad que siempre sea eso lo que desean.
    Si los ofensores fueran condenados a realizar gratuitamente trabajos reparativos o comunitarios y, con lo producido y/o salarios caídos destinados a integrar un fondo de reparaciones, en vez de ser condenados a meramente sufrir y vegetar en un encierro improductivo, es muy probable que el sentido de reivindicación de las víctimas pudiera canalizarse más racionalmente, porque el ofensor estaría concretamente trabajando para ellas en vez de estar, simplemente, cumpliendo tiempo en la cárcel.
    Por otra parte, tomando conciencia de estar realmente reparando el daño que provocaron con sus delitos, es también mucho más probable que los ofensores desistan en adelante de seguir delinquiendo, que si pasan un tiempo encarcelados, lo cual implica casi siempre que se sientan denigrados, estigmatizados y con ganas de vengarse de una sociedad que los desprecia, los margina y no les otorga oportunidades de redimirse.

    ResponderEliminar