lunes, 8 de febrero de 2021

Diferentes posibilidades restaurativas


(imagen propiedad de Virginia Domingo)

JUSTICIA RESTAURATIVA NO ES TERAPIA

Muchas veces me he encontrado con personas que me dicen que lo que hacemos con los círculos es terapia, y automáticamente me dicen pero no eres psicóloga así que no puedes hacer esto. La verdad es que ya me he cansado de explicar, que las prácticas restaurativas no son terapia, lo cual no implica que sean terapéuticas, y por eso, no me cansaré de decir que para hacer justicia restaurativa debes tener formación adecuada, sino los buenos propósitos pueden quedar en meras palabras y podemos hacer mucho más daño que la ayuda que queremos conseguir. Así ahora hay algún manual incluso auspiciado por ministerios que cuando lees lo que hacen, no solo es una mezcla de terapia y nada de justicia restaurativa sino que mezclan círculos con reuniones víctima ofensor y acaba siendo un hibrido que desgraciadamente puede causar mucho perjuicio. Me preocupa porque no trabajamos con máquinas, son personas y el hacer estos experimentos puede conllevar muchos perjuicios que acaban repercutiendo en los que intentamos día a día hacer bien nuestro trabajo.

También me encuentro frecuentemente, que las personas no entienden justicia restaurativa sino realizas una reunión víctima-infractor, de hecho en nuestro programa de justicia restaurativa en el centro penitenciario de Burgos, aún y cuando el objetivo final es que los participantes realicen su plan de reparación del daño, y los que se pueda realizar, reunirse con sus víctimas, algunas personas lo han quitado importancia porque el trabajo en la mayor parte del programa es individual o mayormente restaurativo porque incluimos a su familia o personas de apoyo. Es cierto que dos participantes como parte de su plan de reparación del daño se han reunido con sus víctimas pero no es su objetivo prioritario.

PRÁCTICAS RESTAURATIVAS NO ES LO MISMO QUE PROGRAMAS DE JUSTICIA RESTAURATIVA

Creo que se está empezando a confundir realizar una práctica concreta como puede ser una reunión víctima-infractor o una conferencia o un círculo, con lo que implica un programa que puede incluir una o varias de estas prácticas, cuenta con una duración, un plan estructurado, y unos objetivos dentro de cada etapa del plan estructurado. Empiezo a tener dudas sobre si distinguimos lo que es una práctica concreto de una programa de justicia restaurativa. A pesar de todos estos problemas, estamos muy agradecidos de ver como el programa está funcionando y eso a pesar del covid y ya tenemos dos grupos, además vamos caminando a un centro penitenciario restaurativo. Algunas personas pensaréis que hacéis todas las semanas pues utilizar la práctica concreta de los círculos para analizar, reflexionar y pensar sobre su vida pasada, por qué están en el centro y como ven el futuro. 

PROGRAMA DE JUSTICIA RESTAURATIVA-RECONEXIÓN

En el gráfico que adjunto con esta publicación podéis ver las etapas resumidas del programa, aunque como tratamos con personas en ocasiones en alguna sesión, hemos tratado bastantes objetivos de otras fases del programa, pero en general es nuestro programa resumido. Y como objetivo final cada participante, lo que hará es elaborar su plan de reparación del daño para atender o mitigar los daños que causaron a las víctimas, a la sociedad, a su familia y a ellos mismos.

Dentro de nuestro programa la práctica esencial que utilizamos es los círculos pero contemplamos las reuniones víctima ofensor e incluso si fuera necesario alguna otra práctica como paneles de víctimas etc.

 

1 comentario:

  1. Sigo pensando que todas estas prácticas son muy valiosas, pero lo serían infinitamente más si los ofensores fueran condenados, en vez de a un encierro improductivo, denigrante y estigmatizante, a realizar trabajos reparativos en libertad vigilada y las víctimas fueran las destinatarias de lo que estos trabajos producen.
    La cárcel trabaja totalmente en sentido contrario a lo que la justicia restaurativa se propone lograr.

    ResponderEliminar