jueves, 1 de abril de 2021

La atención a las víctimas con la justicia restaurativa


 INTRODUCCIÓN

La justicia restaurativa puede ser parte del proceso de curación de las víctimas, es algo que ayuda a las personas que sufren un trauma tras experimentar el delito en su proceso de sanación. Por eso,  es importante que los facilitadores de Justicia Restaurativa conozcan acerca de la dinámica del trauma. Realmente una de las reacciones de las víctimas frente al trauma son los sentimientos de venganza y una necesidad real de que se haga justicia. La Justicia es importante cuando hablamos de trauma y curación. La línea entre justicia y venganza, es delgada. Cuando nuestro cerebro y cuerpo se ven afectados por el trauma realmente podemos confundir ambas. Como  hemos sido dañados sufrimos un trauma y a veces lo que hacemos es dañar a los demás o nos dañamos a nosotros mismos. ¿Cómo encontrar justicia de forma que no incurramos en una continuación de los ciclos de violencia?. Pues realmente la Justicia Restaurativa ayuda a aliviar los sentimientos negativos y fomentar una puerta abierta al proceso de curación del trauma. ¿Por qué es positiva esta Justicia?

 ¿POR QUÉ AYUDA LA JUSTICIA RESTAURATIVA A SUPERAR EL TRAUMA?  

Por tres puntos esenciales:

Las necesidades de las víctimas a veces no son satisfechas durante el proceso penal, lo que hace que sean revictimizadas y en muchas ocasiones vuelven a ser traumatizadas. Estas necesidades van más allá del castigo, necesitan recuperar el sentimiento de seguridad, respuestas reales a sus dudas no las de la justicia, contar su historia, empoderarse y sentir que son respetadas. Esto se consigue de una manera más eficaz con esta Justicia y los estudios revelan que estos procesos restaurativos reducen el miedo en la víctima, aumenta su satisfacción con la justicia, promueve una mayor comprensión del por qué del delito y disminuye el trauma y el estrés.

Los infractores son castigados durante el proceso penal pero pocas veces asumen el daño, lo que hace que las víctimas se sientan frustradas.

Y además las comunidades quedan fuera de este proceso, lo que genera un sentimiento de que no hay justicia, no se empodera a los realmente afectados

CONCLUSIONES 

Por esto, la Justicia Restaurativa más que  encuentros es una filosofía y tenemos que ser creativos.  La Justicia Restaurativa no siempre es un encuentro entre víctima e infractor por ejemplo hay veces que una víctima puede tener una reunión con un infractor que ha hecho algo similar. Es decir, cuando se habla de Justicia Restaurativa y no de prácticas concretas no es solo por que las prácticas son una mínima parte de lo que se puede hacer con la Justicia Restaurativa, sino también porque teniendo en cuenta los principios y valores de esta Justicia, podemos ser más o menos restaurativos con víctimas, infractores y comunidad, por separado o en conjunto.


1 comentario:

  1. “Los infractores son castigados durante el proceso penal pero pocas veces asumen el daño, lo que hace que las víctimas se sientan frustradas”.
    Justamente, pocas veces asumen su responsabilidad por el daño que hicieron, ya que el castigo, entendido como pena meramente aflictiva, es también un daño y consideran, consciente o inconscientemente, que se equipara con el que provocaron ellos.
    La única forma lógica de esperar que asuman su responsabilidad es evitar estas penas meramente aflictivas, tal como el encierro en prisión, y sustituirlas por penas restaurativas, es decir, reparativas y repersonalizadoras, tales como realizar gratuitamente una tarea o prestar un servicio útil para la comunidad y con valor que se pueda convertir en una indemnización a las víctimas.
    También es probable que las víctimas, una vez pasado el shock que les provocó el delito, acepten mejor una reparación concreta que el sabor de una venganza jurídica que sólo les dice que el infractor está sufriendo.

    ResponderEliminar