viernes, 16 de julio de 2021

La justicia restaurativa aborda el trauma

 


SOBRE EL TRAUMA

El delito puede generar trauma y si no se hace nada para tratar el trauma, perdemos la oportunidad de ser resilientes. Por eso, la idea es encontrar formas de incorporar lo experimentado de una forma diferente a nuestra vida. "Cuanto más hacemos para afrontar el trauma, más resilientes nos volvemos" Y para ello, es importante encontrar una justicia que pueda ayudar a sanar después del trauma, ya que después de sufrir un trauma una reacción normal es sentir deseos de venganza y la necesidad de que se haga justicia. Sin embargo, la línea entre justicia y venganza es muy delgada y cuando nuestro cuerpo y cerebro se ve afectado por el trauma puede confundirlas. Como hemos sido dañados, y sufrimos un trauma sino hacemos frente a esto podemos hacer daño a los demás o a nosotros mismos. La gran pregunta sería ¿cómo encontrar justicia de manera que no incurramos en los ciclos de violencia? (Elaine Zook Barge)

JUSTICIA RESTAURATIVA Y TRAUMA

La Justicia Restaurativa puede ser la respuesta y es que hay unas necesidades de las víctimas que pocas veces tienen que ver con el castigo y si  con seguridad, información sobre su caso (con respuestas reales no las que suele dar la justicia), contar su historia, volverla a contar e incorporarla a su vida, y ser vindicadas, lo cual implica la reparación de su honor.

Los efectos beneficiosos de la justicia restaurativa pueden ser los siguientes:

reduce el miedo en la víctima

aumenta la satisfacción

Proporcionan mayor entendimiento de lo sucedido

Reduce el trauma y el estrés

Y qué es la Justicia Restaurativa, es más que un encuentro es una filosofía que proporciona  un entendimiento del daño, hace frente a los daños y necesidades de todos los afectados por el delito. Promueve que las personas y las comunidades participen en su propio proceso de hacer justicia.

CONCLUSIÓN

La conclusión sería que el sistema debe hacerse otras preguntas no las de siempre de quién es el culpable y cuál será el castigo.

1 comentario:

  1. “…después de sufrir un trauma una reacción normal es sentir deseos de venganza y la necesidad de que se haga justicia”.
    Estamos tan acostumbrados a identificar justicia con venganza que suena totalmente lógica esta frase, pero, si nos atenemos a los valores restaurativos, creo que debería reformularse.
    Porque la venganza no sólo no es justicia, sino que es su antítesis.
    Es una nueva injusticia, aunque se aplique a alguien que haya cometido una injusticia previa.
    Y borrar una injusticia con otra injusticia no es lo que la justicia restaurativa propone.
    Por eso, sostengo que sería mejor reformular esa frase diciendo que después de sufrir un trauma una reacción habitual (más que normal) es sentir deseos de venganza y creer erróneamente que así se está deseando que se haga justicia.
    Parece lo mismo, pero hay una enorme diferencia.
    De esta rectificación puedo volver a deducir una vez más que el castigo, entendido como pena meramente aflictiva - y, más aún, si se ejecuta a través del encierro en prisión - , contradice íntimamente el principio restaurativo de reparación del daño y de reinserción de víctimas y victimarios al tejido social.

    ResponderEliminar