jueves, 22 de julio de 2021

Los ofensores ven más legitima la justicia restaurativa

 


LOS ESTEREOTIPOS

¿Cómo vemos la delincuencia o más bien cómo vemos al ofensor?. ¿Es más fácil para los ciudadanos de a pie, ver al infractor como alguien diferente del resto de la población, como alguien que por sus circunstancias o características tiene tendencia a delinquir ? En estos casos, lo que debería hacerse es intentar neutralizar a estos infractores para evitar que vuelvan a delinquir, puesto que sus circunstancias les hacen proclives a ello. Estaríamos hablando de una justicia que excluye, estigmatiza y separa para evitar un daño al resto de la comunidad. Aunque me duela decirlo esta es la Justicia que muchas veces tenemos y que fomentamos a través de los medios de comunicación. Sin duda, para alguien que ha sufrido un delito puede ser más tranquilizador pensar que el que le ha causado un daño es una persona proclive a la delincuencia,  diferente del resto de la población, casi un demonio.Sin embargo, la realidad es que en la generalidad de los casos el infractor es alguien normal, que en un momento dado ha ido por un camino diferente y esto le ha llevado a perjudicar a otro ser humano. Esto en las víctimas se traduce en que el daño sufrido podría haberle pasado a cualquiera, este pensamiento puede resultar estresante, ya que al final pensaran que cualquiera que vive a su alrededor puede ser un potencial "delincuente". Quizá nos volvemos un poco paranoicos, sin embargo, esta forma de ver la delincuencia ayuda a prevenir, y a evitar el estigma de ser considerado un infractor, sin posibilidad de reinserción

JUSTICIA MÁS JUSTA

También ayuda porque sabremos que si buscamos la mejor forma de abordar el delito tendremos menos infractores delinquiendo y más volviendo a la sociedad como personas nuevas, porque tenemos claro que son gente como nosotros, que por una circunstancia o una mala opción han cometido un delito. La Justicia Restaurativa ayuda a gestionar el delito y su impacto de la mejor manera posible, dando una segunda oportunidad a este miembro de la comunidad (infractor) que equivocó su camino y procurando la "curación de la víctima" y de la sociedad, en general. Los procesos restaurativos ayudan a quitar los "estigmas" permanentes y a humanizar la justicia, atendiendo a los seres humanos que sufren e intentando evitar que vuelvan a sufrir.

1 comentario:

  1. “…para alguien que ha sufrido un delito puede ser más tranquilizador pensar que el que le ha causado un daño es una persona proclive a la delincuencia, diferente del resto de la población, casi un demonio”.
    Es verdad. Para quien sufrió un delito y para la sociedad que, indirectamente, siempre lo sufre en alguna medida.
    Es por eso que sigue existiendo la absurda, denigrante y contraproducente pena de encierro.
    La sociedad no quiere ver a los que ya ha etiquetado como “delincuentes”.
    Pero la justicia restaurativa no sostiene eso, sino o contrario. Por lo menos, tal como la conozco y a la que adhiero.
    Cree en la perfectibilidad del ser humano.
    Como doña Concepción Arenal, quien sostenía que no había incorregibles sino incorregidos.
    Como monseñor Myriel, en La novela “los Miserables”, quien “compró” el alma de JeanValjean.
    La cárcel no corrige. Estropea. Daña, aflige, destruye familias.
    Pero la ilusión hace cree que así la comunidad estará más a salvo porque los delincuentes no cambian.
    Pero sí cambian.
    Cambian para peor si están encarcelados. Y podría ser para mejor y hasta para muchísimo mejor si estuvieran pagando por sus delitos con penas restaurativas, bajo una libertad estrictamente vigilada, pero fuera de las prisiones.

    ResponderEliminar