jueves, 3 de junio de 2021

Quién y cómo en justicia restaurativa


 CÓMO  Y QUIÉN 

Siempre nombro a Zehr, porque fue uno de los que creadores de la justicia restaurativa y desde la teoría sin tener conceptos, ni fundamentaciones teóricas, solo sabiendo cuál era su objetivo. ayudar a las personas a superar el daño. Para  Howard Zehr, en el “Pequeño libro de la Justicia Restaurativa” es importante el cómo y el quién para la Justicia Restaurativa. 

Procesar el "cómo"

Nuestro sistema legal es un proceso adversarial dirigido por profesionales y gira en torno al infractor y al Estado como víctima,  en la que el juez es el que hace de árbitro. Los resultados son impuestos en base a la ley, por alguien ajeno al delito y al impacto real y emocional que ha tenido en los afectados. La Justicia restaurativa generalmente reconoce el papel del estado y del sistema pero enfatiza la importancia de la participación de los que tienen un interés directo, por resultar “tocados” por el delito

El cómo suele presentarse bajo la fórmula de un encuentro entre víctima y agresor, un conferencia de grupo familiar, un proceso de círculo etc.  Es una reunión que permite a las víctimas y los ofensores ponerse cara,  hacer preguntas a la otra directamente, y llegar a un consenso de cómo hacer lo correcto. Proporciona a las víctimas la oportunidad de decirle directamente al infractor, en qué medida el delito ha impactado en su vida. Pero no siempre es posible una reunión conjunta o necesario, a veces lo mejor que se puede hacer es no hacer esta reunión conjunta y por eso, hay otras posibilidades como reuniones indirectas o simplemente programas individuales en los que se trabaja solo con víctimas, solo con ofensores o solo con comunidad.

PARTICIPACIÓN DE LOS AFECTADOS

Permite a los infractores escuchar y empezar a comprender los efectos de su comportamiento. Ofrece posibilidades para la aceptación de la responsabilidad. Muchas de las víctimas, así como los infractores han encontrado que es una experiencia poderosa y positiva. Un encuentro directo o indirecto, no siempre es posible como he comentado  y en algunos casos, puede no ser deseable. Incluso en tales casos, sin embargo, debemos esforzarnos para proporcionar el máximo intercambio de información entre los afectados y fomentar su participación aunque sea de forma indirecta.

Las partes interesadas el "quién"

Las partes interesadas clave, por supuesto, son las víctimas y los infractores. Los miembros de la comunidad pueden estar directa o indirectamente afectados y por tanto, también se debe considerar su inclusión y participación. Además de este círculo, hay otros que tienen diferentes grados de participación o interés en la situación. Estos pueden ser los familiares, amigos…es decir las "víctimas secundarias" pero no por eso, debemos olvidarnos de que también necesitan sentir que se va a hacer lo correcto, que se va a reparar el daño.

1 comentario:

  1. “…ayudar a las personas a superar el daño”.
    La actual justicia, netamente retributiva, lejos de ayudar a superar el daño, lo aumenta, afligiendo al victimario e incentivando y satisfaciendo sentimientos vengativos de la víctima.
    Eso se logra a la perfección con la condena a prisión, sin medir las consecuencias, que son realimentar la delincuencia y fortalecer un indeseable populismo punitivo.
    Por ello, nunca me cansaré de insistir en que lo más importante que los movimientos restaurativos deberían lograr es la sustitución del encierro, que tan a contramano está de reparar el daño, por penas restaurativas.

    ResponderEliminar