domingo, 6 de junio de 2021

Atención a los afectados por el delito y justicia restaurativa

 

(imagen propiedad de Virginia Domingo

Cuando sufrimos un delito sea grave o más leve, nos podemos ver afectados por el trauma, aunque seamos resilientes, esto no implica que nos podamos vernos afectados, por lo que nos ha sucedido. Esto es lo que nos hace ser humanos. 

Por eso, si hablamos de trauma tras el delito, necesitamos sanar, y la justicia debería ser parte de este proceso de curación. La Justicia es importante cuando hablamos de trauma y curación. La línea entre justicia y venganza es delgada cuando nuestro cuerpo y cerebro se ve afectado por el trauma y se puede llegar a confundir. Si no hacemos frente al trauma, ya he comentado muchas veces, que lo que suele ocurrir es que se continua con la violencia y o se hace daño a uno mismo o se daña a otros. El corazón del desafío es asimilar lo terrible, lo insoportable, transformándolo en algo integrable; algo que nos pueda nutrir y dejarnos con una visión del mundo, de nosotros mismos, de la humanidad, que es más grande que el horror y eso se suele conseguir con los procesos restaurativos

Por eso, cuanto más hagamos por abordar el trauma, más resilientes se volverán las víctimas. La pregunta entonces es ¿cómo encontrar justicia, de forma que no se incurra en una continuación de círculos de violencia? Para mi la respuesta es justicia restaurativa.

.

1 comentario:

  1. “… ¿cómo encontrar justicia, de forma que no se incurra en una continuación de círculos de violencia? Para mí la respuesta es justicia restaurativa”.
    Para evitar la continuación de círculos de violencia es imprescindible sustituir a la pena privativa de la libertad por una pena consistente en reparar, mediante un trabajo o servicio realizado o prestado en forma gratuita, en libertad (estrictamente) vigilada y en beneficio de las víctimas.
    Mientras la pena de encierro persista, el círculo de violencia persistirá.
    Si la solución es la justicia restaurativa, lograr esta sustitución debería ser su primera prioridad.
    Si esto no se logra, la justicia restaurativa podrá tener éxito, pero mucho más limitado, porque estará trabajando contra de una corriente que va fuertemente en sentido contrario.

    ResponderEliminar